2017: Año de cambios políticos y económicos


Septiembre 2017, por Jorge Sepúlveda, Director Administración y Finanzas


Sin lugar a dudas, los cambios en el entorno macroeconómico local, regional y global nos obligan a ajustar nuestras estrategias de corto, mediano y largo plazo para mantener a Prolec GE como una empresa sustentable para los “stakeholders”.

Este año 2017 no ha sido la excepción; la volatilidad sigue impactando a variables / factores macroeconómicos que afectan nuestro desempeño.  Por ejemplo: en el período Enero a Julio del 2017 el tipo de cambio peso – dólar acumula un 14% de apreciación, la base de cobre lleva un 10% de inflación. Así mismo, la inflación anualizada en México alcanzó poco más del 6%.

En Prolec GE, tenemos estrategias para cubrir algunos de estos riesgos por ejemplo: coberturas cambiarias y “commodities” con instrumentos que ofrecen instituciones financieras y el mercado de valores.  Sin embargo, solo cubren una parte de los riesgos macroeconómicos.  Así, adicional  a lo mencionado anteriormente, hemos establecido otros procesos internos para pronosticar, de la mejor manera, las variables de costos y gastos en el largo plazo, con el objetivo de minimizar el impacto de la volatilidad en el desempeño tanto financiero como operativo, siempre con el objetivo de crear valor para nuestros clientes.

En lo que resta del 2017 y durante el primer semestre del 2018, eventos relevantes como: la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (que inició en agosto 2017),  las elecciones federales en México de Julio 2018 donde se elegirá Presidente de la República y se renovarán las cámaras de Senadores y Diputados. Éstos traerán volatilidad en la economía que impactará en el gasto del gobierno federal, los flujos de inversión extranjera, el tipo de cambio peso-dólar, la inversión privada, entre otras, impactando la demanda de nuestros productos, la disponibilidad de talento, en mayores costos en materias primas y energía por mencionar algunos.

Ante la incertidumbre que seguramente enfrentemos en los siguientes 6-12 meses, debemos estar atentos y prepararnos para rápidamente hacer los ajustes necesarios a nuestras estrategias de mercado, estar en constante comunicación con nuestros clientes y proveedores, ejecutar las coberturas de riesgos necesarias, así como asegurar las líneas de financiamiento para soportar el capital de trabajo requerido.

Las estrategias para enfrentar la incertidumbre en los mercados seguramente son particulares a cada industria en que se participa, lo importante es definirlas claramente y desplegarlas a todas las áreas de la empresa para asegurar la alineación y lograr servir cada día mejor a nuestros clientes.